CANDELA PERÚ

BIODIVERSIDAD

CASTAÑAS


Bertholletia excelsa

La castaña amazónica (Bertholletia excelsa) es una especie nativa de los bosques altos de la Amazonía y se encuentra en concentraciones significativas solo en Perú, Bolivia y Brasil. Madre de Dios es la única zona del Perú que cuenta con  árboles de castaña en concentraciones suficientes para su aprovechamiento. 

Estos árboles pueden alcanzar los 50 metros de altura, siendo entre los más altos de la foresta. Cumplen un rol esencial en la conservación de los bosques amazónicos, debido a que sólo producen en un ecosistema de selva primaria. 
Las castañas se regeneran de forma natural gracias al añuje, única especie de roedor capaz de romper el duro coco en el cual están contenidas las castañas. Una vez satisfecha su hambre, estos roedores entierran las semillas sobrantes, las que luego germinan en un ciclo ininterrumpido de reproducción, con un proceso de regeneración natural. 
De acuerdo a la conceptualización del Forest Stewardship Council (FSC), los bosques castañeros pertenecen a la categoría de Bosques con Alto Valor de Conservación (BAVC),  por ser zonas forestales con concentraciones importantes de valores de biodiversidad, que albergan ecosistemas raros y especies en vía de extinción, proporcionan servicios básicos de la naturaleza en situaciones críticas (protección de cuencas, control de la erosión) y son fundamentales para la satisfacción de las necesidades básicas de las comunidades locales. Es gracias a este peculiar ecosistema que el Departamento de Madre de Dios ha ganado el título de “Capital Nacional de la Biodiversidad”. 
Los frutos de los árboles de castaña son cocos con un diámetro entre 10 y 15 cm, dentro los cuales crecen las castañas (sus semillas), envueltas de una cascara dura y leñosa. En cada coco se encuentran aproximadamente 18-20 castañas.
Entre diciembre y marzo, los cocos caen de los árboles; los recolectores de castaña (conocidos como castañeros) se mudan vivir en el medio de los bosques amazónicos, donde construyen sus campamentos y recorren vastas áreas de selva en búsqueda de los cocos. Posteriormente los abren con un machete, y colocan las semillas en unos sacos, que luego trasportan hasta las plantas de procesamiento, en las ciudades cercanas (Puerto Maldonado, en el caso del Perú). 
La castaña, comercialmente conocida como Brazil nut, es la única especie en el mercado de las nueces que proviene de la recolección silvestre, pues no es un cultivo.
A través de su programa orgánico, CANDELA contribuye a la conservación de los bosques castañeros y de su gran valor ambiental y social.